Translate

sábado, 4 de abril de 2015

EL OTOÑO




21 de marzo......... Aquí en Argentina horas mas horas menos comenzó el otoño. Una estación que de acuerdo al cristal con que se lo mire puede ser una estación bella, por sus colores entre manteca y ocre o una estación triste. Eso si... siempre ha inspirado muchas cosas linda, poesías como
Aprovechemos el otoño
antes de que el futuro se congele
y no haya sitio para la belleza
porque el futuro se nos vuelve escarcha
(M.Benedetti)

También canciones como: Balada en otoño (Serrat),Concierto nro 3 El Otoño en fa mayor (Vivaldi). Obviamente mi curiosidad me llevó a buscar y encontré un par de cosas.

Veamos... a ver... leyendo.. dice: Estación del año que astronómicamente principia en el equinoccio del mismo nombre y termina en el solsticio de invierno.. No no.... demasiado académico para mi.

Veamos aquí dice :Deriva del latín autumnus y a su vez de la composición de Auctus Annus (Año). Auctus, a um son participios pasados de Augeo, y a su vez del griego Auxo (Aumentar).
UFFFFF!! Toda esta complicación de palabras para significar "que llega la plenitud del año" Bueno evidentemente las definiciones son solo eso, definiciones frías y académicas que a nosotras las mujeres, no nos gusta mucho. Así que no me va a quedar otra que improvisar.

Pongámonos en escena, venimos del verano, calor, sol a pleno,vacaciones, días de playa, juego con amigos, pileta, lo resumo? PLENA VIDA. Entonces hacia fines de marzo los medios comienzan a nombrar al famoso OTOÑO con lo maravilloso que es ver los caminos y las plazas llenas de hojas amarillas y marrones, la lluvia en los cristales ,las parejas abrazadas bajo un simple paraguas y bla bla bla bla. Alguien me podría decir que tiene de lindo eso????? Las calles llenas de esas hojas que, válgame Dios ,cuestan un triunfo barrer. Sacás 1 y el viento trae 200 ,momento en el cual revoleamos nuestra NIMBUS 2000.
La lluvia en los cristales..... Primero, no tengo cristales, mis ventanas son de vidrio raso, y encima cada vez que llueve, me acuerdo de toda la parentela al lavarlos. Eso...., si tenemos tiempo, porque si lo dejamos para otro día, seguramente nos llegará la Navidad y miraremos los fuegos artificiales detrás de unos vidrios opalinos que han sufrido la gran metamorfosis del querido otoño.
Las parejas y el paraguas, bueno.... aquí, un tema aparte. Salís una tardecita de domingo, nubladita con tu amigo, novio, amante, boyfriend o como quieras llamarlo, seguro pasaste horas atormentando al espejo con secador, planchita, hebillitas, remeras lisas, rayadas, corta, larga, pantalón ajustado, babuchas, sandalias, botas, saquito por si refresca. Alternamos con llamadas a nuestra célibe amiga preguntándole TE PARECE LA AZUL O LA NEGRA? EL JEAN O LA POLLERA? Al fin ,y después desgastar la pasarela que va de nuestra habitación al baño llegamos al producto final. Estamos listas para salir. Nos disponemos a tomar el auto y OH!! la rueda pinchada, miramos la hora y ya hace como 20 minutos que el pobre en cuestión te esta esperando, además imposible que esta Diosa se ensucie cambiando la goma y como es lógico suponer no tenemos rueda de auxilio, seguramente nos gastamos el dinero en el último perfume francés que nos sugirió la revista Cosmopólitan. Espantada y sin aliento corremos al 911REMIS, Nos atiende la sucesora de Einstein después de sufrir una lobotomía lateral media y tras repetir nuestro código unas 5 veces nos informa que no hay autos disponibles por posible caída de granizo.Ah bueno para que c..... están los remis si no circulan cuando llueve???El aparato telefónico sufre el daño colateral y termina bajo la mesa de la cocina. Hacemos coraje, tomamos el paraguas y vamos en busca del colectivo. La parada? obviamente a cuatro cuadras, nunca a la vuelta o en la esquina. Miramos a lo lejos y.... ALLÁ VIENE .. corrés como loca, los tacos aguja se van clavando en el barro mientras el paraguas en una lucha siniestra con el Dios Febo pierde la partida, no importa aún así llegás a tiempo y subís al super colectivo que te llevará a encontrarte con tu amor. Ya en el lugar, visulizas a lo lejos que esta EL.... tu sonrisa se agranda y agranda. En el momento del gran beso del encuentro notamos una muesca en la cara del enamorado y esa mirada de.... Que hago aca? Es ahí donde nos damos cuenta que la dulce lluviecita de otoño nos eligió como payaso de la nueva comparsa. A pesar de no ser las 12 de la noche nuestro carruaje se transforma en una triste calabaza y volvemos a casa a Upa de dos ratones rasposos que encima nos dejaron en la esquina para no embarrarse.
Como verán, el otoño para mi carece de todo atractivo, por lo tanto la definición perfecta sería: Estación del año que astronómicamente conspira en la vida de toda mujer o por lo menos en la mía.


Dedicado a todas las mujeres que tuvieron algún OTOÑO en su vida aunque fuera verano y aún así se subieron a su mágica escoba y desde muy abajo levantaron vuelo y lucharon por nuevas primaveras.